Las ventajas del mantenimiento preventivo

  • RSS

Statistics

  • Entries (4)
  • Comments (0)
12 Mei 2011 03:42:00 nm

Con el objeto de contar con un control de la producción uniforme y de óptima calidad, se deben realizar actividades paralelas a la producción de pan que garanticen una eficiente operación del inmueble y, por ende, la mejor calidad del producto. Contar, por ejemplo, con una póliza de seguro por concepto del servicio de mantenimiento preventivo, evitará caer en constantes gastos innecesarios; los cuales, la mayoría de las veces, se presentan de manera imprevista, pudiendo afectar de manera importante la producción.

Lo anterior es sólo un ejemplo de aspectos medulares que se deben cuidar para mantener en excelentes condiciones las instalaciones, garantizando de manera óptima la calidad en la producción.

La industria de la panificación ha evolucionado notablemente en cuanto a equipo y maquinaria, permitiendo producir mayores cantidades de producto en menor tiempo, con un menor consumo de energía, apoyándose en procesos de automatización y especialización.

Obviamente la sofisticación y bondades tecnológicas con las que cuentan esos equipos exigen a los empresarios la realización de altas inversiones en equipamiento, mismo que requiere un servicio de mantenimiento especializado, con el objeto de garantizar un periodo de vida más largo. No olvidemos que así como las batidoras, hornos, equipos de refrigeración, espigueros, laminadoras, etc., requieren de un mantenimiento, lo mismo sucede con las instalaciones.

Hablar de costos

¿Conocemos el costo que representa contar con personal técnico especializado de base? ¿El personal técnico de la empresa presta un servicio eficiente?

Los imprevistos ocasionados por fallas técnicas resultan, la mayoría de las veces, en reparaciones muy costosas. Hoy en día existe en el mercado la posibilidad de contratar pólizas de mantenimiento que pueden ofrecer diversas opciones y características de servicio. La ventaja de contar con un contrato de mantenimiento preventivo radica en que la responsabilidad queda única y exclusivamente en el prestador del servicio.

Ahora bien, considerando que el costo puede variar con relación a la compañía que ofrece el servicio y al periodo de contratación de la póliza, es conveniente mencionar que un orden de costo aproximado de dicha póliza puede partir de una inversión mínima de aproximadamente 100 pesos mexicanos diarios, importe que puede garantizar de manera eficiente el funcionamiento de las instalaciones. Es muy importante que dicho costo se encuentre respaldado por un servicio que se distinga por la calidad y experiencia reconocida en el mercado.

Básicos del mantenimiento

El objetivo es contar con un servicio de mantenimiento preventivo que garantice una eficiente y segura operación, mediante el establecimiento de un programa calendarizado de actividades permanentes, que supervise el óptimo funcionamiento de las instalaciones eléctricas, hidráulicas, sanitarias, drenaje, de gas e imagen general, que contribuyan a la mejora sustancial en la calidad del servicio, parte esencial de la imagen de la empresa y que represente mayores ventas.

Un aspecto fundamental es la contratación del servicio profesional, mismo que deberá ser proporcionado por una compañía que cuente con el respaldo de una amplia experiencia en la ejecución de servicios de mantenimiento. La compañía debe comprometerse a incorporar los más altos estándares de calidad en el empleo de personal altamente capacitado, así como en el manejo de herramienta especializada para poder detectar a tiempo las posibles fallas que se presenten a corto, mediano y largo plazo.

 

1. Revisión general del sistema eléctrico y de gas.

  • Tableros de identificación de cargas, iluminación y tomas eléctricas, concentración de balastras (tubos slim).
  • Sistemas de contactos polarizados, interruptores y cuchillas de varios amperajes.
  • Interruptores termomagnéticos y fusibles de varios amperajes, fijación de tomas, apagadores y cables.
  • Medición de voltajes, cargas de balanceo (para evitar posibles excesos de carga en determinadas líneas).
  • Ductos eléctricos, mangueras, tuberías, registros eléctricos en general y líneas eléctricas en bombas para agua, sistema de automáticos.
  • Verificación de líneas eléctricas para alimentación de los motores de refrigeración.
  • Difusores de cámaras de enfriamiento.
  • Alarmas y plantas de luz de emergencia.
  • Lámparas de brazo con fotoceldas.
  • Tuberías de gas (fecha de caducidad), tanques, estufas y reguladores.
  • Servicio a calentadores y limpieza de chimeneas.
  • Verificación de combustible, niveles de líquidos.
  • Verificación del cableado eléctrico en todas las instalaciones.

 

2. Revisión general del sistema hidrosanitario.

  • Mobiliario de servicio (WC, baños, lavabos, regaderas, fregaderos, bajadas de agua potable y aguas pluviales).
  • Tuberías de distribución de ramales, desagües de muebles, coladeras y céspoles.
  • Bombas, filtros y sistemas de llenado de agua.
  • Drenaje interno de las instalaciones, considerando rampas para grasas y malos olores.
  • Tinacos, cisternas, flotadores, llaves de servicio y empaques.
  • Detección de posibles fugas de agua y gas, así como destape de coladeras de piso.
  • Revisar acometidas de agua potable.
  • Canalización de aguas provenientes de las azoteas.

 

3. Limpieza exterior.

  • Fachada.
  • Marquesinas y techumbres.
  • Limpieza exterior de cristales bajos, vidrios, puerta, ventanas y cortinas de protección solar.
  • Área de almacenaje o bodega, así como de carga y descarga.
  • Lubricación de puertas, rejas, ventanas, rieles de lonas y cortinas.
  • Limpieza de rieles de puertas corredizas, postes, vigas, trabes, ventiladores y extractores de aire.
  • Pintura periódica en herrería de escaleras, ventanas, barandales, maceteros, jardineras, puertas y portones.
  • Revisión de caducidad en extintores de fuego (no incluye la recarga).
  • Revisión de salidas de emergencia.

Se debe tener especial cuidado en solicitar que la póliza de mantenimiento preventivo considere dentro del servicio la adquisición de todos los insumos que se requieran para la realización de la obra mencionada.

En la modernidad

Los tiempos modernos en que vivimos, con clientes cada vez más exigentes y selectivos, obligan a pensar en la necesidad de establecer planes de acción conducentes a obtener una mayor eficiencia en todos los procesos. La lealtad de los clientes depende, en gran medida, de que los dueños y empleados tengan la voluntad de crecer.

Contar con una póliza de servicio de mantenimiento preventivo deberá tener como principal objetivo crear y mantener una uniformidad de producto que, mediante el establecimiento de actividades permanentes de monitoreo del servicio que prestan las instalaciones, propicie la alta calidad tanto del producto como del servicio, mismo que deberá beneficiar directamente a todos los consumidores.

Los tiempos de hoy obligan a pensar en el cambio, por lo que las empresas deben buscar la forma de mejorar o innovar su imagen, productos y servicios para sobrevivir a un mundo altamente competitivo.

 

Comments are closed on this post.